Las 8 claves a saber sobre los Seguros

Una de las preguntas más frecuentes que escucho es ¿Qué me cubre mi póliza de seguros? yo como asesor respondo: “Tu póliza cubre todo lo que no está expresamente excluido”. Esto tiene sus matices claro, pero en la práctica es así. Primeramente, debemos distinguir entre Cobertura y Suma Asegurada, esto tiende a confundirse mucho. La primera son los riesgos amparados -terremoto, robo, maternidad, incendio, muerte accidental, entre otros- y la segunda, es el límite -en moneda- de responsabilidad que asume la aseguradora.

Suma Asegurada o Límite Asegurado: Es importante que conozcas cual es la Suma Asegurada disponible. Si son pólizas de HCM (Hospitalización, Cirugía y Maternidad) seguramente tienes una Suma Asegurada Básica y otra complementaria de Exceso, que se activa luego de superada la anterior. Si tienes una Póliza de Vida, Accidentes Personales o Gastos Funerarios, verifica cual es la Suma Asegurada tope. Si estás asegurando tu Vehículo comprueba el valor por el cual se encuentra asegurado en la cobertura de Casco, ese es el monto que te indemnizará la Aseguradora en caso de Pérdida Total amparada. En los casos de las pólizas de Hogar verifica el límite único de la Estructura y el del Contenido, de esta forma sabrás a que atenerte en caso de pérdida.

Deducible: es la porción de riesgo que tú como asegurado asumes al momento de un siniestro, casi todas las pólizas lo contemplan a excepción de las pólizas de Vida, Accidentes, Gastos Funerarios y puede que algunas otras. Recientemente las pólizas de vehículo están incorporando deducibles a fin de compartir el riesgo y abaratar las primas. Es importante que lo conozcas y sepas cómo se aplica -sobre el monto del siniestro o como un porcentaje del valor del Vehículo- ya que será la cantidad de dinero que deberás disponer al momento de una pérdida, adicionalmente evitarás sorpresas desagradables.

Vigencia de la Póliza: Son las fechas de inicio y vencimiento de la Póliza. Es importante que las conozcas, normalmente las pólizas son anuales, aunque en la actualidad las hay trimestrales y semestrales. Anota la fecha de vencimiento en tu agenda o teléfono inteligente y coloca un aviso 30 o 45 días antes, a fin de anticiparte a analizar nuevas opciones, sumas aseguradas, servicios a incorporar a la renovación, etc.

Costos Razonables: La definición se encuentra normalmente en las Condiciones Particulares de cualquier Póliza de HCM y/o de Vehículo. Hace algunos meses leí un muy buen artículo de un Amigo donde lo explica en detalle, aquí les dejo su link https://wordpress.com/read/blogs/88537257/posts/1488  sin embargo mi definición positiva de los costos razonables: son aquellos costos que los proveedores -Clínicas, Médicos y Distribuidores de Insumos- deberían cobrar, siempre que se encuentren en una misma Ciudad y en un mismo mes, a fin de que tú como asegurado no pagues nada adicional. En la actualidad cada vez con mayor frecuencia, tú como asegurado tienes que poner dinero de tu bolsillo, eso se debe a que estos proveedores por efectos de la inflación -falta de divisas para reponer inventarios y claro también algo de especulación-  cobran más del promedio y cuando lo superan, tú pagas el excedente. Para ser más gráficos, las Primas van por la escalera y el costo de los Siniestros por el ascensor.

Plazos de Espera: Es el tiempo que tú como Asegurado debes esperar para hacer uso de algunas Coberturas de la Póliza. Por ejemplo, el Plazo de Espera de Maternidad, ¿no pretenderás salir felizmente embarazada y correr tristemente a comprar una póliza de HCM y esperar que tu parto sea amparado, cierto?

En el caso de los Vehículos, no es necesario, ya que éstos se inspeccionan y verifican su estado físico a fin de otorgar el seguro. De igual forma algunas cláusulas como el Suicidio en las Pólizas de Vida tienen un plazo de Espera de hasta 2 años. Es importante aclarar que, en caso de Accidentes, los Plazos de Espera quedan eliminados ya que nadie puede preverlos claro.

Enfermedad Preexistente: Es el padecimiento sintomático o no, demostrable medicamente, de alguna alteración de la salud contraído antes del inicio de la Vigencia del Seguro. Dependiendo de las condiciones de contratación de las Pólizas -si son individuales o colectivas- y luego de trascurridos de 12 a 18 meses, en la mayoría de los casos estas enfermedades están cubiertas.

Exclusiones: Una manera rápida de entender una póliza de seguros es empezando por leer sus exclusiones, de esta forma ya sabrás claramente lo que de ninguna manera está amparado. Por ejemplo: Los chequeos y las consultas médicas están excluidos cuando no hay ninguna enfermedad. Las pólizas de HCM no son para prevenir enfermedades y solo amparan la alteración de la salud bien sea por enfermedad o accidente. Si vas al médico dale gracias a Dios que estás sano, pero por otro lado prepara tu billetera ya que no estará amparado. La cirugía reconstructiva o estética está amparada solamente en caso de accidente o enfermedad cubierto por la póliza. En caso de un accidente automovilístico que requiera de cirugía estética, está amparada, ahora bien, si el accidente fue ocasionado por estar en estado de ebriedad, “todo se derrumbó” como la canción.

Pérdida Total: Me refiero en especial a las Pólizas de Vehículos. Todavía muchas aseguradoras la definen erróneamente como: Comprende el robo, hurto, asalto o atraco del vehículo asegurado, o cuando el importe de la reparación de los daños amparados por la póliza sea igual o mayor al 75% de la Suma Asegurada. No obstante, la Nueva Ley de la Actividad Aseguradora (Gaceta Oficial N° 6.211 del 30 de diciembre de 2015) establece lo siguiente en su Artículo 4 numeral 26: … La Pérdida Total de un Vehículo Asegurado no comprenderá valoración alguna en el porcentaje de la suma asegurada, y su indemnización será la suma asegurada contratada. Se considera pérdida total de un vehículo asegurado, cuando la condición de este sea: inservible de manera permanente o no recuperable; o cuando los números de identificación vehicular, hayan sido alterados o de dudosa identificación.

Aquí les dejo esto, “Si un día piensas que ya lo sabes todo, de una cosa puedes estar seguro: te equivocas” Autor Desconocido.

Por: Enzo D’Angelo, Corredor de Seguros y Fundador de compratupoliza.com

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s