Riesgo Moral, ¿y con qué se come eso?

El Riesgo es la falta de certeza sobre un acontecimiento futuro y “posible” y, que no dependa de la voluntad del beneficiario o asegurado. Por otro lado, la Moral es lo relativo a las acciones de las personas, desde el punto de vista de su obrar en relación con el bien o el mal y en función de su vida individual y colectiva. Uniéndolos en un ejercicio y en el contexto de los seguros, tenemos que el Riesgo Moral es aquel al que está expuesto una Aseguradora por una actitud oportunista en donde el Asegurado busca su propio beneficio en vista de que la Aseguradora no pueda estar informada de su conducta.

No me detendré a exponer que nuestra naturaleza humana caída es quien nos hace proclives a cometer ciertos actos, pero objetivamente el Riesgo Moral se produce cuando existe una situación llamada “Asimetría de la Información”. Como su nombre lo indica es cuando una de las partes posee más información que la otra acerca de una transacción o situación en particular. En estos casos las personas asumen mayores riesgos, realizan menores esfuerzos y/o se aprovechan de determinadas circunstancias ya que saben que el costo de sus acciones recaerá sobre un tercero y en estos casos sobre la aseguradora.

El Riesgo Moral Activo es aquel en donde un Asegurado deliberadamente pueda provocar un siniestro y/o aumentar sus efectos a fin de beneficiarse con reclamaciones falsas. Lamentablemente estas situaciones aun golpean nuestro mercado.

El Riesgo Moral Pasivo es la negligencia o descuido propio de alguien que se sabe asegurado, veamos algunas situaciones[1]:

  • Cuando un individuo al saber que tiene su auto asegurado no tiene el mismo cuidado con sus sistemas de seguridad, dejándolo en lugares menos protegidos o teniendo menos cuidado al estacionar.
  • Cuando se dispone de algún seguro de hogar (Incendio, Robo etc.) por ejemplo habrá menor interés en colocar una puerta de Seguridad, un cerco Eléctrico o tener extintores en casa.
  • Cuando se dispone de un Seguro Médico, tender a ser menos cuidadosos con nuestra salud (créanme que he visto estos casos).

Es por ello que las aseguradoras otorgan incentivos a fin de ver disminuido el Riesgo Moral ofreciendo descuentos por Sistemas de Seguridad extras; Exámenes médicos preventivos o campañas de bienestar; descuentos por No siniestros entre otros.

Es propicio también tocar el Principio de Máxima Buena Fe, que es aquel en el cual los asegurados se comprometen a dar toda la información referente al bien a asegurar a fin de que la Aseguradora efectúe sus análisis y acepte el riesgo.  Con este principio que muchas Aseguradoras convierten en Clausula, evitan tener que estar demostrando absolutamente todo cuanto se coloca en la Solicitud de Seguro. Todo lo allí reflejado es una garantía y por tanto el no cumplimiento podría dar lugar a la nulidad de la póliza.

Como decía nuestro Simón Bolívar: “Moral y luces son nuestras primeras necesidades” son y siempre serán, a pesar de todo.

Por:  Enzo D’Angelo, Corredor de Seguros y Fundador de compratupoliza.com

[1] En la actualidad ninguna de estas situaciones tiene lógica en Venezuela.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s